Las razones del Nilo


En la Plaza Navona, la más barroca de Italia, dicen, está la famosa fuente de los Ríos, uno de los lugares que más visita esa peste de nuestros tiempos que son (somos) los turistas.

Hay cuatro ríos representados en ella, el Danubio por Europa, el Río de la Plata por América, el Ganges por Asia y el Nilo por África. Este último se cubre la cabeza con la túnica. Dicen los entendidos que es porque cuando se esculpió la obra, aún no se conocían las fuentes donde nace.

Cuando lo vi y fotografié, estaba cubierto de palomas. Otra peste, dicen, de nuestras ciudades, por las enfermedades que transmiten, dicen, y por el deterioro que causan con sus deyecciones. Me quedé con la duda de si el pobre Nilo intentaba protegerse de las aves o de nosotros, el rebaño de mirones.

Sigo sin saberlo pero cada día me inclino más por las hordas que viajamos, móvil en ristre, recogiendo cosas que no entendemos, de momentos que no vivimos y arte que no sentimos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .