El pintor de Florencia


El pintor y su perro

No era Cimabue . Y muchísimo menos Giotto.

Pero era florentino o, al menos, estaba en Florencia cuando yo lo vi. Y aunque su arte no llegaba a la altura de otros florentinos, tenía algo que me conquistó. Le gustaban los perros. Y ahí está, trabajando con su perrito.

 

Gloria in excelsis deo


 

 

Gloria in excelsis deo. Catedral de Florencia

Gloria a Dios en las alturas.

Supongo que Dios estará satisfecho de lo que han hecho sus seguidores para su mayor gloria, como es esta maravilla de catedral, por ejemplo.

Guardar