Pajarillo pardo


En la Carrera
de San Bernardo,
quedó tu nido seco y vacío
quizá algún niño ya lo robó.