Lanzarote, siempre Lanzarote


A mi perro Lanzarote le gustaba mucho este lugar. Disfrutaba haciendo ruido al caminar entre las hojas secas que se amontonan en esta verja. Se notaba que gozaba porque lo repetía una y otra vez, de un extremo al otro.

Tristeza infinita

Lanzarote ya no está, se fue demasiado pronto y no lo he superado todavía. Por eso, cuando vuelvo por aquí con mis otros perros, el lugar lo veo así: triste, oscuro, solitario, silencioso, sin ruidos de hojas.

Y con grietas y arañazos, aunque puede que eso sólo esté en mi interior.

Guardar

Vaya usted a paseo


Mandar a alguien a paseo es una fórmula antigua para invitar a alguien, con un poco más de delicadeza, a irse a la mierda. Con perdón.

Pero no tiene por qué ser siempre algo malo. Por aquí me paseo yo con mis perros, habitualmente, sin que me mande nadie. De motu proprio.

Guardar

Viento del este, niebla gris


2015-08-25_1440519548

Viento del Este y niebla gris, anuncian que viene lo que ha de venir…

(Bert, limpiachimeneas, hombre-orquesta, artista callejero en pavimento y muchas cosas más. – Mary Poppins)

Guardar